jueves, 12 de agosto de 2010

Los incendios en Rusia y las inundaciones en Pakistán tienen origen común

El mundo registra su mayor número de eventos de clima extremo
El mundo registra una secuencia “sin precedentes” de eventos relacionados con climas extremos, desde inundaciones hasta fuertes olas de calor, de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial (OMM), organismo dependiente de las Naciones Unidas.

Tales eventos han derivado en una pérdida de vidas y bienes nunca antes vista, señala el organismo en un comunicado publicado en su página electrónica (Current extreme weather events).

De acuerdo con la OMM, las inundaciones en Asia y algunas partes de Europa central, la ola de calor en Rusia, los deslaves en China y las sequías en el África subsahariana, todas ocurridas casi al mismo tiempo, pueden significar que son correctas las predicciones de los científicos sobre el incremento de los efectos del cambio climático.



“Mientras se requiere un plazo más largo para establecer si un evento individual es atribuible al cambio climático, la secuencia actual de eventos coincide con las proyecciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) que pronosticaban más frecuentes e intensos eventos de clima extremo causados por el calentamiento global”, señala el organismo.

La OMM menciona que las lluvias de monzón en Pakistán y otros países del sudeste asiático son agravados por el llamado fenómeno de La Niña, que tiene lugar en el Océano Pacífico.

Entre tanto, el Servicio Federal de Hidrometeorología y Monitoreo Ambiental de Rusia reportó que julio pasado fue el mes más caliente en Moscú, la capital rusa, durante los últimos 130 años de registros climáticos modernos.

“Las altas temperaturas causaron incendios forestales masivos en la parte europea del país. Algunas villas fueron quemadas por completo, mientras el humo afectó la salud y el bienestar de decenas de millones de personas”, señala.

A decir de la OMM, a estos eventos deben sumarse otros ocurridos en Estados Unidos, América Latina y Australia.*


Científico dice que calor en Rusia e inundaciones en Pakistán tienen origen común



El calor anómalo en Rusia y las inundaciones en Pakistán tienen una causa común: cambios en las denominadas corrientes en chorro a gran altura en la atmósfera, según considera el meteorólogo Mike Blackburn de la Universidad (británica) de Reading.

Las corrientes en chorro (jet stream) atmosféricas son flujos serpentinos de vientos muy fuertes a la altura de 7 a 16 kilómetros, según explicó el científico. Su velocidad es diez veces mayor que las velocidades de los vientos terrestres.

Los corrientes que avanzan del oeste al este, pueden oscilar del norte al sur formando las denominadas olas Rossby (Rossby wave) parecidos a meandros de río o pétalos.

Así, señala que en las últimas dos semanas meteorólogos registraron cambios poco habituales en las corrientes en chorros. De este modo, sus olas, que suelen desplazarse al este, alterando la situación meteorológica en general, a mediados de julio se estancaron lo que impidió el flujo de los sistemas meteorológicos normalmente corredizos y creó condiciones favorables a las catástofes naturales.

En Pakistán, señala que el fenómeno atmosférico coincidió con el monzón estival que por la ola estancada por la corriente en chorro llevó más pecipitaciones al norte del país lo que se tradujo en enormes inundaciones, las peores en los últimos 80 años.

Por otra parte, un recodo de la corriente estancada encima de Rusia proporcionó un permanente influjo del aire caliente y seco desde África y conllevó un calor anómalo. Se desconocen todavía las cáusas que hacen estancar las olas Rossby.

Según Blackburn, en los últimos tres años, el fenómeno se ha hecho muy frecuente, a él se atribuyen, en particular, las fuertes inundaciones en Gran Bretaña y un calor anómalo en Europa en 2007.**



*Fuente: CNN Mexico
**Fuente: Europa Press

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada