martes, 28 de octubre de 2008

Riesgo calentamiento global, mayor que crisis financiera

Los riesgos de no actuar ante el cambio climático exceden con creces a los derivados de la turbulencia financiera mundial, dijo el lunes un experto británico, quien pidió un mayor gasto fiscal destinado a reducir las emisiones de carbono.

"Las consecuencias de ignorar el cambio climático serán mucho mayores a las consecuencias de ignorar los riesgos en el sistema financiero", dijo Nicolas Stern, ex economista del Tesoro británico.

En el 2006, Stern publicó un informe señalando que el riesgo de inacción ante las emisiones a las que se atribuye el calentamiento global podría causar un daño económico similar al de la Gran Depresión.

"Esa es una lección muy importante, enfrentar pronto el riesgo", dijo el experto durante una conferencia sobre clima y emisiones de carbono en Hong Kong.

Mientras países de todo el mundo están desplegando medidas de estabilización monetaria y financiera para impulsar el gasto fiscal y apuntalar las economías, Stern dijo que existe la oportunidad de crear un nuevo orden mundial, más ecológico y con menos emisiones de dióxido de carbono.

"La lección que podemos extraer de esta recesión es que se puede impulsar la demanda de una mejor manera, centrándose en un crecimiento con menos (emisiones de) carbono en el futuro", declaró Stern, quien consideró necesario un mayor gasto público en transporte colectivo y energías renovables.

La advertencia de Stern se produce tras una reunión Asia-Europa en Pekín la semana pasada, en la que China indicó que estaba comprometida con la búsqueda de un pacto sobre cambio climático en las negociaciones que se celebrarán en Copenhague, Dinamarca, a finales del año que viene.

Los líderes que asistieron a la cumbre también instaron a los países a que no se escuden en las adversas condiciones económicas globales para retrasar un acuerdo climático.

En parte como resultado del mal desempeño de la economía, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dijo que otras 10 naciones de la UE respaldan su intención de paralizar el plan climático del bloque, lo que provocó nuevas dudas sobre cómo enfrentará Europa el calentamiento global.

Aún así, Stern se mostró optimista y, aunque las negociaciones serán "muy tensas", aseguró que la probabilidad de obtener un acuerdo en Copenhague para reducir las emisiones de carbono en un 50 por ciento siguen siendo "muy altas".

Cualquier acuerdo tendría que lidiar con las diferencias entre Estados Unidos, históricamente el mayor emisor de gases de efecto invernadero, y países emergentes como China, que según algunas estimaciones ya habría superado las emisiones de la mayor economía del mundo.

"Estados Unidos y China serán los líderes claves de un acuerdo global. Cualquiera de ellos podría acabar con él, pero no creo que ninguno lo haga", aseveró.

Fuente: REUTER (Hong Kong)
Autor: James Pomfret (traducido por Servicio Online de Madrid)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada