miércoles, 12 de noviembre de 2008

Preparan el mayor simulacro de terremoto de la historia con 5 millones de personas

El sur de California realizará mañana jueves el mayor simulacro de terremotos de la historia de EEUU para entrenar a ciudadanos y equipos de emergencia de cara al temido 'Big One', un seísmo de gran magnitud previsto para los próximos 30 años.

Más de cinco millones de personas participarán en la simulación de un temblor de 7,8 grados en la escala de Richter que, según estimaciones de los científicos, causaría al menos 2.000 muertos, 50.000 heridos, y 200.000 millones de dólares en daños materiales en este estado.

El epicentro del terremoto estaría en la falla de San Andrés, situada en el interior del estado y paralela a la costa, conocida por originar el movimiento telúrico que devastó la ciudad de San Francisco en 1906.

El más multitudinario

"La probabilidad de un gran sismo en esta zona en un plazo de tres décadas es casi de un 98 por ciento, por tanto es una certeza. Los grandes terremotos ocurren cada 150 años en esta región y el último tuvo lugar en 1857", explicó a Efe Jean Paul Ampuero, profesor de sismología en Instituto Tecnológico de California.

Ante la inminencia del mega temblor la coalición de organismos públicos y privados que constituye Earthquake Country Alliance decidió poner en marcha el ejercicio de este 13 de noviembre, llamado "Shakeout ", que supondrá el simulacro sísmico coordinado más multitudinario de los realizados en el país.

"Así se consigue llamar la atención de la gente, concienciar sobre el peligro y enseñar el procedimiento en caso de terremoto, es decir, tumbarse en el suelo, refugiarse (bajo una mesa por ejemplo) y cubrirse la cabeza. Nunca salir corriendo a la calle", comentó Mark Benthien, director ejecutivo de Earthquake Country Alliance.

Escuelas, empresas

Miles de escuelas, empresas, centros médicos así como otras instituciones y también particulares se registraron para participar en la simulación de seísmo que comenzará a las 10 de la mañana hora local (18.00 horas GMT) y tendrá una hipotética duración de 2 minutos.

"El simulacro de esta semana servirá para reconocer cuáles son los puntos débiles y fuertes a la hora de reaccionar a un suceso como éste, aunque es evidente que las capacidades de Los Ángeles se verían superadas y se necesitaría apoyo federal en caso de terremoto real", dijo Ampuero.

Los expertos advirtieron de que más que el colapso de las viviendas debido a un movimiento telúrico, los peligros llegarán por la caída de objetos, rotura de cristales y posteriormente a las sacudidas, los incendios causados por fugas de gas o cortocircuitos.

El último grave, en 1994

La organización del evento distribuyó numerosa información sobre esta práctica en internet a través de las páginas web Shakeout.org, Terremotos.org o Dropcoverholdon.org, ésta última dispone de un juego interactivo para comprobar los conocimientos de los usuarios en seguridad doméstica en caso de seísmo.

El último terremoto de consideración que afectó al sur de California tuvo lugar en 1994 en Northridge, en Los Ángeles, con una intensidad de 6,7 grados que dejó 60 muertos.

El pasado 29 de julio se produjo un movimiento telúrico de magnitud 5,4 con epicentro en Chino Hills, en los alrededores de Los Ángeles, aunque no hubo víctimas.

"No fueron sacudidas precursoras del 'Big One', forman parte de la rutina sísmica en California, son como un mosquito si se comparan con un elefante -en referencia al gran sismo-", dijo Ampuero.

Fuente: 20minutos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada